sábado, diciembre 15, 2007

Chile, record mundial en insensatez deportiva


Bien sabemos que las barras bravas en el deporte, son un flagelo mundial.
Pero lo sucedido el pasado jueves en Chile, supera todo lo visto en permisividad para con los lideres de estos grupos.


El hecho es tema de análisis y comentarios en la prensa escrita, radial y en la televisión nuestras, pero por deferencia que considero mínima para con mis lectores del extranjero, me permito hacer un breve resumen para mayor comprensión.


Se jugaba el clásico máximo del fútbol chileno.
Era el partido de ida en el Estadio Monumental de Colo Colo, entre los locales y Universidad de Chile, en el marco de semifinales del campeonato de clausura.
Ganaba Colo Colo 2-0, que fue a la larga el resultado definitivo.
Ya se había producido antes del encuentro un incidente entre los barristas visitantes y carabineros (para los lectores del extranjero, se trata de la policía chilena, uniformada).
Entonces se sancionó un tiro de esquina favorable a la "U", a ejecutarse en el sector izquierdo sobre el arco sur. Y hubo demora, porque el mediocampista del equipo favorecido con el corner, Pedro Morales, miraba atónito como un individuo apodado Kramer, con su misma indumentaria, la de la "U", a su lado, lo increpaba e instaba con gestos airados a poner más corazón.


El asunto tiene varias lecturas:
Para comenzar, es de neófitos insistir con la vieja cantinela de poner corazón, que es algo que se da por asumido, en un deporte en que claramente para tratar de ganar... hay que jugar mejor al fútbol, algo tan simple que sin embargo muchos no entienden y creen que solo es cuestión de corazón o de mayor hombría.
Luego habría que saber qué es lo que hacía el tal Kramer en una zona exclusiva para los protagonistas del espectáculo.
Enseguida habrá que consignar no como hecho menor, que Kramer es pájaro de cuentas y tiene en su pasado inmediato y no tan inmediato, encabezar el asalto a un mini market junto a miembros de su barra, en que fue filmado atacando a la dueña del negocio, una respetable señora, objeto de su agresión e intento de saqueo del local.
El mismo Kramer (EN LA FOTO), ha sido protagonista de otros hechos policiales, como estar involucrado en tráfico de drogas y " lindezas" similares, pese a lo cual sigue siendo líder de los llamados Los de Abajo, la barra brava que claramente NO representa los valores y principios nada menos que de la... ¡Universidad de Chile!

Lo más asombroso es que mientras Kramer instaba al futbolista a poner "más corazón", carabineros que protegían el sector, miraban impasibles la escena, digna del teatro del absurdo.

Pienso que para que el asunto sea ecuánime al menos, en el partido de revancha de mañana en el Estadio Nacional, en que será local la "U", se permita el acceso al banderín del corner al denominado Barti o algún espécimen similar de la barra contraria, denominada la Garra Blanca de Colo Colo.
Mencionamos al tal Barti, porque él estuvo involucrado en una agresión con cuchillo dentro de su barra, en una lucha interna, en un partido de hace algunos años, por lo que se convierte en el personaje ideal para equiparar al Kramer.


El caso es que lo visto el jueves, supera toda capacidad de asombro.
Un programa radial de mi infancia, terminaba cada día con esta invocación, que hago mía a propósito de la inconcebible historia:
¡Señor...dame tu fortaleza!

ULTIMO MINUTO:
Demostrando una vez más la fiebre de encono y odio que atormenta las barras bravas, un grupo de vándalos partidarios de la "U" causó graves daños al automóvil del delantero de Colo Colo, Eduardo Rubio, el que se encontraba al volante del mismo frente a una luz roja de semáforo, quién no obstante pudo salvar ileso de la agresión. ¡Suma y sigue!


12 comentarios:

angélica beatriz dijo...

Hola mi Esteban hermoso.

Todo lo que nos cuentas es impresionante. No entiendo cómo no hubo alguien que sacara a ese Kramer del campo o, al menos, de ese espacio donde pudo gritale al jugador...

Espero que el en juego próximo todo transcurra con armonía, algo difícil cuando se lleva la pasión del futbol en el corazón...

Muchos besos mi señor precioso.

Has dijo...

Me enteré de lo que pasó, lo vi por televisión. Según se dijo acá, Kramer tenía la entrada prohibida al estadio. No sólo entró sino que ingreso al campo de juego, algo totalmente insólito.
Y para mí el que los carabineros no hicieran nada, no es nada raro. Acá por lo menos, si hay incidentes con la policía, los jefes de las barras bravas son los que deciden quien queda detenido y quien no, y lo hacen simplemente diciéndole a la policía: "no a ese déjalo que está con migo"
Una vez salió filmado un hecho así, pero cuando el policía se dio cuenta que estaba la cámara lo llevo igual.
Saludos

Daniel dijo...

De verdad una vergüenza lo que pasó el jueves en el Monumental. Hay que acabar con las barras bravas.
Saludos

Garfio dijo...

Por aquí, los ultras (denominación ibérica equivalente a barra brava), son una auténtica pesadilla para jugadores, aficionados y fuerzas de orden. Son descerebrados que normalmente lucen motivos ultraderechistas (de ahí el nombre), fascistas o neonazis. Son gentuza que solo encuentran amparo en la masa para dar rienda suelta a lo único que tienen: bajos instintos. Evidentemente, hoy por hoy, las grandes masas están en los estadios de fútbol.

De todas formas, aquí la policía sí se emplea y a fondo con estos individuos. Aquí lo que se echa de menos es que las directivas de los clubes, no actúen con más claridad ante el fenómeno. Saludos.

esteban lob dijo...

ANGÉLICA BEATRIZ:
Una cosa es la pasión en el deporte bien entendida. Otra muy distinta la irracionalidad, querida amiga.

HAS:
Esta mañana el Presidente de la nueva S.A. que administra la "U", aparece haciendo declaraciones vergonzosas.
Se suponía que en un marco empresarial serio, las fechorías de los barristas no iban a ser aceptadas, pero él dice que para no quebrar la costumbre, se le regalan 200 entradas por partido a los "directivos" de la barra brava, para que ellos las comercialicen en su beneficio.Después de esta pública claudicación, no se ve diferencia con la antigua dirigencia. Todos están en el mismo saco del entreguismo y el temor.

DANIEL:
Lamentablemente estamos muy lejos de ello, mientras nuestros dirigentes-inclusive los de las Sociedades Anónimas, que se suponía venían con ideas distintas- sigan amparando al lumpen que mueve a su antojo esas barras.

esteban lob dijo...

GARFIO:
Por lo menos, por lo que usted cuenta, hay entes que no dan tregua a esos ultra en España. Acá imperan las componendas y las claudicaciones.

Alvaro dijo...

Ese tal Kramer es un "PASTEL" de proporciones. Tal vez el hecho de que nadie haga nada en la U por marginarlo del liderazgo de la barra y evitar que esté en zonas prohibidas para barristas no hace más que confirmar una visión de organización deportiva donde las cosas y triunfos son en base a presiones y "corazón". Por eso me mojo el potito diciendo que la U perderá su paso a la final del clausura.

MNB dijo...

Hola, Esteban:
Nunca he entendido por qué Kramer anda suelto y nadie hace nada.
Sólo con verle la pinta de asesino me dan tres tiritones.

Cariños.

Angie dijo...

He leido tus dos últimos posts. Es impresionante cómo se les va la pinza a este tipo de gente, que se olvida de que el fútbol, lo que es, es un deporte y no un instrumento con el que soltar la ira, el odio o la agresividad que unos desalmados llevan dentro.

Sé me escapa un poco de las manos, cómo llegan a producirse
situaciones así. Tanta "medidas de seguridad" siempre y, resulta que ,al final, esta gente siempre
se las saltan a la torera...

Un beso, querido Esteban!

Mariaisabel dijo...

Esteban, leyéndote veo que las injusticias deportivas estan en todas partes.
Sabes, se nota que eres un buen periodista, me recuerdas a mi tío (ya fallecido) y a mi padrino, los dos periodistas deportivos, creo que ya te lo comenté en una ocasión.
Mi padrino aunque ya está jubilado, a veces aún escribe alguna columnita y me suele mandar por email todo lo que escribe. Yo lo imprimo y lo guardo todo.
Muchos saludos desde España.

esteban lob dijo...

ALVARO:
Veo que tu palpito fue efectivo. Me imagino que como la mayoría, hubieras preferido que fuese a partido completo.

MNB:
Los mismos tres tiritones que debe haberle dado a la señora a la que pretendió desvalijarle su mini market, en el marco de sus habituales fechorías.

ANGIE:
Presumo que tu amado Sevilla no tiene barra ultra. Si así fuera, felicitaciones.

MARÍA ISABEL:
Gracias por el elogioso concepto, amiga.
Recuerdo que me comentaste lo de tu tío y de tu padrino.

Si quieres le dices a tu padrino jubilado, de parte de un colega en la misma situación, que si lo tiene a bien se incorpore a esta tribuna con algún comentario o algún recuerdo y así estableceríamos tal vez un interesante diálogo inter continental sobre esto que nos apasiona a él y a mí, el deporte.

El Analista dijo...

Esteban, el fútbol es negocio para las sociedades que gerencian clubes, para las televisoras y en menor escala para los barristas, aunque se hagan leyes duras si no se las cumplen a través de quien corresponda poco o nada habrá de cambiar.