miércoles, diciembre 05, 2007

De Freud a Rominita


Se dice que los psiquiatras son analistas de la mente y los psicólogos analistas del alma. Los primeros son médicos, mientras que los segundos corresponden a una categoría de profesionales de notable auge en las décadas recientes, que corren por caminos paralelos.


Mi amiga bloggera Rominita Chii dio la buena nueva en su blog.
Ella se acaba de titular de psicóloga. Todo honor y toda gloria para Rominita. Junto con felicitarla en su página, me permití manifestar ciertas aprensiones personales por el ejercicio de la psicología y sus consecuencias en los restantes mortales, cosa que nada tiene que ver con la legitimidad de su logro personal.


Fue más bien por asociación de ideas que llegué a la comparación acerca de la forma en que antiguamente accedíamos a un puesto de trabajo y cómo se llega a él, en nuestros días. Actualmente, como dice la propia Rominita en su respuesta a mi comentario, no hay lugar de trabajo donde no esté sentado un colega de ella, para evaluar a los aspirantes a diferentes cargos.
Y pasar por esa prueba, resulta vital, incluso por sobre otros parámetros, para medir capacidades.


En este punto yo manifiesto mi resignación por el hecho de haber postulado a todos los cargos que he ejercido en mi vida, antes del advenimiento de los especialistas en este tema, porque no tengo dudas que si hubiera tenido que resolver rápidamente si mi preferencia era por un elefante o por una pulga o a cual animal prefería entre el perro, el gato, el león o el rinoceronte, yo hubiera dado la respuesta equivocada, en vista de lo cual cada uno de esos trabajos no hubieran sido míos.


Cierta vez, debido a padecer de tendinitis en el brazo derecho y dado que no mejoraban los síntomas, recurrí al Centro contra el Dolor del Hospital J.J. Aguirre. Allí un grupo multidisciplinario atendió mi caso con gran esmero. Finalmente desapareció la tendinitis, pero entre los profesionales que me atendieron había una psicóloga quién quería asegurarse que el problema no era imaginario u obra de algún trastorno nervioso. Al atenderme, me hizo cerrar los ojos y me dijo que eligiera cualquier color. Me decidí por el naranja, color de la camiseta de Cobreloa, mi club favorito. Entonces me dijo que dado el factor positivo que ese color ejercía en mí, siguiera haciendo ese ejercicio en mi casa, asociándolo con la paulatina disminución de la tendinitis.


Muy desconfiado de las bondades del sistema, la verdad es que no tuve paciencia ni fe para insistir en la fórmula, pero me curé igual, según mi teoría gracias a los medicamentos que me recetó la anestesista, también parte integrante de ese equipo de amplio espectro.


De modo que junto con celebrar la conquista de su título por parte de Rominita, me declaro acá muy dubitativo acerca de los verdaderos beneficios que hayan traído al mundo las acciones de los psicólogos, dejando en claro que es una opinión muy personal, susceptible de ser despedazada por ustedes, estimados lectores.
Pero no tengo dudas, que la psicología llegó para quedarse y que el mundo actual y futuro ya es y seguirá siendo de los que ejercen esa actividad.

30 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Soy la primera??? OH!
Qué honor!!!

Primero: Felicitaciones a Rominita.

Segundo: la psicología ayuda, aunque hay cuestiones imposibles de analizar. Pero como me duele el pie...voy a pensar en naranja, porque también me gusta, y a concentrarme en una soldadura de hueso mezclada con jugo de naranjas argentinas....hummmm!!! Qué rico!!! Con hielo!!!!
MMMMMMMMMM!!! Mejor me tome el jugo y sigo poniéndo el pie en hielo.

Un cariño Esteban!!!
Me inspiraste ;)

Daniel dijo...

La verdad es que hasta hoy he necesitado poco de psicólogos, los tengo un poco alejados de mi persona.
Y en las entrevistas con estos profesionales no he tenido problemas aún (cuando postulo a un trabajo).
Saludos

Víctor Hugo dijo...

Mmmmmmmmm .... no he tenido buenas experiencias con los sicólogos(as) ....estos seres, los sicólogos, son bastante extraños a mi modo de ver ....y se han hecho necesarios en las grandes urbes donde todos estamos viviendo aceleradamente con muchas exigencias y muchas presiones de todos lados. Persiones laborales, de éxito, personales, de familia, etc.... uf! ....
El día que aprendamos a vivir mas relajados.... mas reflexivos, mas espirituales y menos materialistas los sicólogos(as) se van a quedar sin trabajao jejejeje

saludossssssssssssssss

Alvaro dijo...

Pienso que hoy cada elemento vale y es necesario para obtener mejores resultado. A nivel empresarial la elección de uno u otro candidato está derechamente determinado por aspectos sicológicos que finalmente hacen la diferencia en la rentabilidad de las empresas.
Es frío, es calculador, pero altamente efectivo.

Danilo dijo...

Esteban,
En este tema de verdad es que me apesta lo que están haciendo algunos psicólogos, por que en el fondo resultan ser mercenarios que otorgan legitimidad a la discriminación.

Me explico, a veces hay empresas que para un puesto determinado les piden un perfil que no tiene nada que ver con las capacidades del C.V. si no más bien de orden étnico-social, algo que en cualquier país decente sería un escándalo mayúsculo, pero acá, la ciencia psicológica, en manos de muchos profesionales jóvenes, hambrientos de rápido éxito, transa y lo hacen, ello me consta por que tengo amigos sicólogos que lo han confesado, y lo han visto de sus pares.

Este es un tema que creo que en un par de años va a reventar fuerte en los medios, y llenara la discusión del momento, pero por ahora es solo a nivel de rumor entre cercanos.
Saludos

MNB dijo...

Esteban:
El tema es bien complejo.
En mi familia siempre hemos estado muy de acuerdo en que cuando es necesario, hay que verse con un especialista, ya sea siquiatra o sicólogo.
Creo que lo importante es "achuntarle" al que dé buenos resultados y eso es difícil, ya que a veces son unos charlatanes.

A mí me tiene "chata" el test de Rochard. No le creo.

Pienso que en esta época se abusa al exigirles a los padres que sus niños vayan al sicólogo, porque son inquietos.
También me molesta que cada universitario recibido tenga que pasar por una entrevista de un sicólogo joven con cero experiencia para tener un trabajo al que está capacitado profesionalmente.

¿Serán necesarias todas estas exigencias?

Cariños.

Angie dijo...

Yo sí creo en los psicólogos, en la labor que hacen. Cuando tienes un problema, a veces, por mucho que te quieran ayudar familia y amigos con su apoyo y sus consejos, es necesario la visión y la ayuda profesional de alguien que sabe lo que tiene entre manos y es capaz de darte las estrategias y las herramientas que uno necesita para afrontar el problema en cuestión y ayudarte a cambiar las estructuras de pensamiento que te están provocando dicho problema. Al menos, conmigo, funcionó, jijiji...

Besitos, querido Esteban!
Angie.

Gabriela dijo...

Escépticos, es asi, como nos mostramos frente a las ciencias que no entendemos. Es curioso, pero también, -como a muchos otros-me ha tocado escuchar las sugerencias de un psicologo frente a un dolor físico. Al igual que tú, tampoco le tome mucha atención.

Un abrazo.

Garfio dijo...

Suscribo su excepticismo, aunque reconozco que nunca he acudido a la consulta de un psicólogo, de modo que quizá tenga prejuicios. Lo que sí sucede es que tengo conocidos en esa profesión y algunos de ellos (solo algunos) no sé si por deformación profesional o por qué, se pasan la vida psicoanalizando a los demás. La más trivial conversación en un bar trivial, se convierte en una sesión. Eso sí que no lo soporto.

Has dijo...

Entiendo su opinión personal, antes tenía una parecida. Ahora sé que son necesarios para muchas cosas, y que pueden ayudar a curar más de una enfermedad que no se relaciona con una cura medicamentosa...
Pero no por eso hay atribuirle magia!
Saludos!

galatea dijo...

Estimado Esteban:
qué grato es tener tu visita, y con un comentario tan favorable.
Y gracias a tu visita estoy acá, soy muy perezosa para pasearme por otras casas, reales y virtuales, en algunos casos, como en este, es imperdonable y la que pierde soy yo, ya que tus escritos son muy de mi gusto.
Psicólogos, puf!... nada en contra de ellos, es una profesión como tantas otras y hay que irles ampliando las opciones de trabajo, mi hijo mayor estudia filosofía y sabemos que como tal puede dedicarse a la política, flexibilidad, adaptabilidad a los nuevos tiempos, bla, bla... Pero hoy disfruté de algo así como 3 horas de romántica antigüedad: un recital de Quilapayún, "La Cantata..." acompañados por la bella voz y presencia de Silvia Santelices, pura nostalgia y tiempos de postulación a trabajos sin psicólogos.
Saludos cariñosos.

Silvia dijo...

Hola Esteban! Yo soy partidaria de la psicologia, ya sabes aveces andamos por la vida con las cargas desniveladas y es necesario que nos ayuden a acomodarlas, nunca he tenido que pasar por un test psicologico para un trabajo,con lo nerviosa que me pongo en las entrevistas quien sabe que saldria de ahí...

En cuanto a curarse una enfermedad, o una dolencia, no se me inclino mas por el pensamiento positivo y como me dijo una vez una gran amiga y colega de Romi, para mejorar hay que tener ganas de trabajar para lograrlo...

Cariños

Silvia

elvira carvalho dijo...

Também não acredito muito em psicólogos. E sim muito mais em psiquiatras. Quando o meu filho começou a dar problemas na escola, a directora o mandou para a psicóloga que depois de duas sessões nos disse que o miúdo estava assim porque estava revoltado, por ter descoberto recentemente que era adoptado. Recomendou acompanhamento especializado. Passados 6 meses em que o garoto não só não apresentava melhoras como parecia inclusivamente pior, recorri a um psiquiatra, que logo nos disse desconfiar de que o que o miúdo tinha não tinha nada a ver com a descoberta da adopção. Mandou-lhe fazer uns exames e confirmou-se o que ele suspeitava. O gaiato tinha um pequeno disturbio, que se caracterizava por hiperactividade, e alterações de comportamento. Receitou o Tegretol 200 e mandou fazer novos exames de dois em dois anos. Nunca mais apresentou qualquer problema, embora tenha tomado o medicamento até aos 18 anos.Foi militar, esteve na marinha e nunca teve problemas Tem actualmente 28 anos, é segurança de uma empresa já casou e tudo bem.
Se não se tivesse tratado, não sei se hoje seria o homem que é.
Um abraço

Doña Cocó dijo...

Ayyyy..... lo único malo que tienen los psicólogos es que lo son las 24 hrs. al día, y te analizan sin querer queriendo.
Tengo una amiga que te analiza hasta cuando arqueas una ceja... jajaja... de primera me parecía raro... ahora me acostumbré.
Un abrazo.

S. Salgado dijo...

Mi polola es psicóloga, y yo, un creyente semi convencido de su capacidad para mejorar la calidad de vida de las personas, pero con aprensiones respecto de sus métodos e hipótesis.

Dos cuestiones importantes.

1. No relcionemos a Freud con la psicología. ÉL es el padre del Psicoanálisis, que no es lo mismo que la psicología como un todo. Probablemente sus planteamientos sean demasiado etèreos a veces como para convercernos de su veracidad, pero les aseguro que es sólo una parte del conocimiento que hemos llegado a tener de la vida anímica del ser humano.

2. Segundo, por lo anterior, tampoco hay que leer a Freud de manera "ingenua" y menos aplicar su técnica como si fuera una Bliblia. Muchos psociólogos lo hacen y de esa forma quedan ellos mismos sin entender el método freudiano: la cura por la palabra.

Creo que eso

Saludos

Sergio Salgado

angélica beatriz dijo...

Hola mi hermoso Esteban.

Hablas de Freud y me mueves recuerdos de mis días de estudiante :-)

La Psicología es muy valiosa, porque ayuda a sacar todo "eso" que a veces necesitamos gritar a los 4 vientos...

Como decía Freud al final de su ejercicio... No existe nada que el amor no pueda aliviar...

Mil besitos mi Amigo querido.

Una pregunta:

¿A quién le vas? Al Atlante o a los Pumas de la Universidad? Ya casi comienza el primer partido :-)

rominita chii dijo...

hola Esteban:
Pues que interesante discusión has iniciado sobre mi profesión (ejalé, ya le puedo decir MI PROFESION jejeje).
Como no ha opiniado ningún otro colega (jejeje , nuevamente me encanta decir COLEGA), podría inclinarme a hacer alguna explicación "hiperpsicológica" de esas que algunas veces se espera de los psicologos, para aumentar la credivilidad del gremio, pero yo no soy de "esos psicólogos", tengo que decir que también me cargan las pruebas psicológicas para poder acceder a un trabajo y necesito decir que eso de andar analizando todo de todo el mundo se me pasó después del primer año de carrera... yo analizo porque es mi trabajo y aunque amo mi trabajo no vivo todo el día trabajando.
Creo en la seriedad de mi trabajo y mi alma está en el trabajo con niños, quizas porque ellos llegan sin prejuicio sobre mi profesión, la mayoría ni sabe lo que yo hago (se los explico en la primera sesión).
Reitero lo que dijo Silvia que para poder mejorar hay que tener ganas de trabajar para lograrlo. No todo Psicologo es capaz de trabajar con todas las personas exitosamente, porque para lograr el cambio se necesita entre otras cosas del vínculo, siendo este ultimo el más importante para mí, porque en palabras comunes es "la buena onda", el cariño que se da entre terapeuta y paciente, que es a lo que yo atribuyo toda la belleza de mi profesión, tejer redes con la gente, caminar tomados de la mano hacia un lugar mejor.
El día en que la gente pueda hacer eso solos, sin duda que voy a dejar mi pega y me voy a dedicar a escribir libros para niños.
Cariños a todos, gracias a FERIPULA por sus felicitaciones, a mi amiga del alma SILVIA, por prestar atención a lo que escribo y a ti ESTEBAN por iniciar esta interesante discusión.

Mariaisabel dijo...

Mi querido amigo Esteban, en primer lugar te doy las gracias de tus comentarios en mi blog, es muy agradable para mi ver que me escribes.
En segundo lugar, muchas felicidades a Rominita. Le deseo mucha prosperidad en su nueva profesión.
Veo que hay muchos amigos que no creen en los psicólogos. Pues yo os diré, como en todo hay gente de todo, psicólogos malos y psicólogos que merece la pena visitar. A veces son muy necesarios y nos ayudan en momentos difíciles. Así que no todo es malo en ellos.
Un gran abrazo

La Hormiguita Cantora dijo...

hola Esteban!

algido tema el que escogiste en esta ocasion! jajaja. bueno, respeto a concho tu opinion, y concuerdo en opinar q los sicologos pueden llegar a entorpecer mas que ayudar. (realmente para postular a trabajos sencillos donde ni estudios se requieren hay q hacer tanta "majamama"...? etc etc)

Pero concuerdo en que hay una linea de sicologos que serian como doctores del alma. De hecho si no fuera por uno de estos profesionales, honestamente no se donde ni como estaria ahora.

Felicidades a tu amiga recien titulada, saludos para ti y buen fin de semana.

Marta Salazar dijo...

ja ja ja,

a mí me encanta la psicología y los psicólogos (mi prima, por ej.); pero hay que reconocer que hay de todo...

y los tests, algunas veces, no sé quién los preparará y después de cuantas botellas de vodka lo habrán escrito...

me consuela que una amiga mía logoterapeuta (y con ello, ni psicóloga, ni psiquiatra, pero más psiquiatra que psicóloga, por ser médico especializada en Frankl) me dijo que yo soy la persona más normal (dentro de mis peculiaridades, je je) que conoce, ja ja. Sin duda, un piropo.

me lo repito una y otra vez cuando "me duele algo" o "me deprimo" durante el largo invierno alemán.

O tengo que explicarle a alguien en el colegio, algo... por ej., que el estar enamorado/a no produce dolores de estómago (sale en un libro muy popular en Alemania, lectura semi obligatoria para los ninos) y que ensenarles eso es una burrada.

A lo que iba:

es cierto que hay algunos dolores o enfermedades que están en la mente y no en el cuerpo, en Alemania, el 20% de la población (!) sufre de algún dolor crónico (!) y se supone que muchos no tienen razón fisiológica.

Pero de ahí a creer o sospechar de cualquier dolor que manifieste una persona "normal", me parece too much!

A una amiga mía chilena, aquí en Alemania, la mandaron para la casa y le dijeron a su marido que los dolores eran imaginarios que la llevara a un psicólogo...

Pues bien, fueron a otros hospital y la internaron de inmediato, tenía una infección gravísima, a punto de morir, vino su mamá de Chile, a despedirse de ella porque los médicos temían que muriera,

gracias a Dios, no murió, la operación no fue el super éxito, pero al menos sobrevivió...

Y en el primer hospital, pensaron que se imaginaba los dolores y la enviaron de vuelta a la casa...

Así están las cosas. No hay que exagerar nada. Ni todos los dolores son imaginarios. Pero, supongo que a algunos pacientes, los puede ayudar una psicóloga, a enfrentarlos mejor.

Un abrazo Esteban, saludos y felicitaciones a la flamante psicóloga!

Marta Salazar dijo...

muy bueno lo que dice Rominita, a mi modo de ver, es una muy buena psicóloga!

me parece que está bien que los psicólogos entrevisten a los candidatos a un trabajo (nunca he tenido una de estas entrevistas, porque siempre me han dado los trabajos los jefes/as directamente);

pero supongo que habría que probar la capacidad de trabajar en equipo y la vocación profesional, supongo.

Hay mucha gente super inteligente, pero que no puede relacionarse con otra y eso, a mi modo de ver, debería ser algo de lo que investiguen los psicólogos profesionales.

En mi colegio, había dos piscólogos que se encargaban de la parte vocacional y siempre admiré su trabajo.

Freud, hay que ser honesta, está bien passé en Europa, lo que es de saludarse.

Freud veía la parte enferme de las personas, se dice y Frankl, vió la parte sana. Me quedo con Frankl.

Además, si una se detiene a analizar muchos asepctos de Freud, lo que él ensenó, se basa en la sociedad que él veía y en la familia que él vió, que, afortunadamente, ya no existe.

Un amigo mío médico-psiquiatra, explica, riéndose que para Freud, lo peor son las mujeres, dice:

mira, todo lo malo es culpa de la mamá, pero el super yo, es producto del papá,

si eso no es machismo....

Tiene bastante razón... Un abrazo!

esteban lob dijo...

Amigos, gracias a todos por permitir un debate tan positivo en términos de posiciones muy bien fundamentadas y todas tan respetables.

Teobaldo Mercado dijo...

En verdad la Psicología es una ciencia que tiene muchos puntos de vista, pues debe lidiar con lo más complejo del universo conocido: la mente humana. Somos seres muy especiales y complicados, no algo para tomar a la ligera.

Lo de las entrevistas es una triste realidad, pues con eso las empresas se escudan para contratar a gente que “no encaja en su perfil” (es decir, rechazar a los, según ellos, socialmente indeseables). En buen chileno, se ha convertido en una mariconada más.

Es útil acudir a un especialista de la mente, no caben dudas, es como toda otra profesión. Yo, hace poco, tuve que acudir y terminé tomando antidepresivos, algo que jamás había hecho. Lo bueno fue que tengo un amigo psicólogo que me recomendó una buena psiquiatra y de ahí en adelante fue todo más fácil. Bien, lo peor pasó y me encuentro mejor, pese a todos los inconvenientes sufridos. Mi cuarto libro lo saqué en medio de esa crisis, me sirvió como terapia para salir adelante.

Lo malo es que nuestra suciedad (porque no merece llamarse sociedad) nos sobrecarga demasiado con todo tipo de cosas y ello conlleva un desequilibrio mental. Esperemos que algún día se pueda revertir eso.

Saludos a todos.

esteban lob dijo...

TEOBALDO:
Veo que pasaste de un analista del alma... a una analista de la mente. Lo principal es que hayas podido aliviar la tensión, que-como dices- es propia de la agitada vida de estos tiempos.

paola dijo...

yo no he tenido muy buenas experiencias con psicólogos... y el psiquiatra al que recurrí fue un desastre... una vergüenza. entonces creo que he tenido mala suerte. como soy periodista... verás, creo que depende más de la persona que de la carrera o de la universidad. Y depende de la suerte de uno como paciente o como cliente... caer en buenas manos!
me encanta leerte aunque te escriba poco! besos

esteban lob dijo...

PAOLA:
Gracias y no te preocupes por no comentar mucho. Me siento gratificado con que me leas.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Menudo debate!!. Los psicólogos están de moda. Es un hecho.

Creo que efectivamente en la carrera se deben aprender muchas cosas, desconocidas para el vulgo... Que debe tener su utilidad y su ciencia.

También creo que muchas personas acuden a la consulta de un sicólogo a falta de un amigo que le escuche, o bien, buscando que la respuesta a sus problemas la tengan en una consulta.

La verdadera amistad, el sentido común y la honestidad de los amigos para apoyarte en los malos momentos y decirte que te equivocas aun en los buenos momentos evitan muchas consultas innecesarias en los sicólogos.

Debate interesante. Seguiría comentando pero no quiero abusar de este espacio.

Un saludo

esteban lob dijo...

BENITA:
Lo grave, amiga, parece ser cuando a algunas personas les escasean esos buenos amigos.

Versosoy dijo...

Hola a todos!! Exquisita y apasionante la charla. Antes de nada felicitar a Rominita y también al organizador del debate.

No soy psicóloga pero quisiera simplemente contarles como entiendo yo el papel de estos profesionales entre los que, como en todas las profesiones, los hay más y menos rigurosos.

Para mí, un psicólogo es un especialista que, cuando se atranca la vida y por razones "X" no somos capaces de seguir, pueden ofrecernos una forma distinta de mirar las realidades de nuestra compleja esencia de personas.
Esto no quiere decir que todos los psicólogos sean capaces de lograrlo, ni que todos los que a ellos acuden sean conscientes de que esa cita es en realidad una cita con uno mismo.

Cuando uno decide abrazar una terapia tiene que estar convencido de que va a una batalla tempestuosa y vital contra eso que le está haciendo mal, que le tiene angustiado, infeliz, que no le deja sonreír, o no le deja llorar, y que en ocasiones puede estar únicamente entre sus pensamientos, sus vivencias, el conglomerado de su ser.

En fin, es hondo el tema y complicado darle forma con palabras. Totalmente de acuerdo con Rominita en la conexión, tiene que haber energía positiva entre ambos, psicólogo y paciente son la cara de una misma moneda. Y a veces...es de chocolate.

esteban lob dijo...

VERSOSOY:
Gracias por la visita, después de tanto tiempo de publicada esta entrada.

Estoy de acuerdo con tu enfoque del asunto.