miércoles, diciembre 22, 2010

En defensa de mis amigas vacas


Creo recordar que en algún post a lo largo de estos más de 4 años y medio de blog, ya había referido esta anécdota, o más bien vivencia infantil, pero debido a que hace algunos días escuché un comentario en que alguien dijo que Fulana es más tonta que una vaca, renació mi añoso cariño por aquel generalmente vilipendiado animal.

En tiempos de mi niñez, mi padre tenía un establo.
Así se denominaba a lugares en que se vendía "leche al pie de la vaca". Pero como los establos estaban situados en zonas residenciales y los animales no podían pernoctar allí, las vacas hacían cada día una larga caminata junto a su arriero, desde un sitio rural ubicado a unas 70 cuadras de distancia hasta el establo, donde se procedía a ordeñarlas.

Luego de un no muy largo descanso, eran llevadas nuevamente a su mini parcela.
Sucede que muchas de nuestras vacas tenían su domingo siete y luego daban a luz simpáticos terneritos que permanecían en el establo, mientras ellas iban y venían en cada jornada. Pero lo que me hizo admirar desde muy pequeño a mis amigas vacas, era su notable instinto maternal y su fantástico poder de ubicación.

Fue común, en esos lejanos tiempos de mi infancia, sentir desde mi casa, situada al lado del establo, cómo a medianoche o de madrugada las vacas-madres retornaban solitarias a ver y proteger a sus terneritos, cruzando la larga distancia existente entre la parcela y el establo, por caminos entonces polvorientos y abandonados, que no iban en línea recta ni mucho menos.
Antes, superaban en la inmensidad de la noche, cercos, vallas y alambradas.

Que a las 4 de la madrugada una vaca hiciera muuuuuuuuu frente a mi ventana era de lo más natural, como también que mi padre se levantara a abrirle el portón de entrada.


Hoy, al cabo de los tiempos, la proeza de las vacas-madres se me agiganta y me hace pensar que son más inteligentes y abnegadas que la mayoría de quienes menosprecian su...intelecto.

La foto pertenece a:
los animalesysuentorno.blogspot.com

33 comentarios:

Gabriela dijo...

Cuando tenía 4 años viajé por primera vez a Yurimaguas, ciudad natal de mi mamá. Ahí conocí la pequena chacra (hacienda) de mi abuelo. Fue la primera vez en mi vida que vi una vaca a centímetros de distancia.
Me has transportado en el tiempo a un lugar que tiene mucho de magia para mí.
PD: acá también decimos domingo 7 con el mismo sentido que usas en este post.

Pamela dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Esteban, las vacas son muy protectoras de sus terneros, mucho más que otra madres sin duda. Y de tontas, nada. Un abrazo querido amigo y aprovecho de desearte una muy Feliz Navidad en compañía de tu querida familia

Jorge Atarama dijo...

Me volví vegetariano por los motivos que expresas muy bien en esta entrada. Desde los pollos y patos de mi niñez que respondían cuando se les llamaba por su nombre hasta las hermosas vacas que mencionas me llevo la impresión que dentro de un animal, en especial al ver sus ojos esta la mirada y el alma de la inocencia pura de un niño. Quizá en realidad sean más inteligentes que nosotros y nuestra humana pedantería no lo quiere reconocer. Una feliz navidad Esteban un gran abrazo desde Lima Perú.

Cheluca dijo...

Esteban, también en Chile se usan varias expresiones relacionadas con la vaca:
1) ¡Pucha que eres vaca! para decir que alguien es un desgraciado
2) ¡Vamos a hacer una vaca! cuando la gente decide pedir una cooperación monetaria para comprar algo de comida y bebida para una fiesta

Sin duda me has enternecido con un muuuu de vaquita buscando a su ternero, pero lamento no tener tanta conciencia como Jorge Atarama porque un bistek es mi comida favorita. Pero las vacas son muy simpáticas, me caen bien, sobre todo con una ensaladita jejeje

Gabriela dijo...

Tomando el punto 2) del comentario de Cheluca, acá en el Perú le decimos chancha (o chanchita, con cariño) a esa cooperación grupal para comida o trago.
Creo que el Perú es el único país en donde llamamos chancho al cerdo.

Versosoy dijo...

Esteban tengo la sensación de repetirme siempre que te comento pero es que verdaderamente tus historias son entrañables, hondas y divertidas.

recojo para un poema la historia de la madre vaca, auténtica y preciosa, que da mucho que pensar.

aprovecho para desearte una feliz navidad con los tuyos. un abrazo enorme.

Cheluca dijo...

Esteban: Me permito contestarle a Gabriela si no es mucha intromisión... En Chile también se le dice chancho al cerdo. En Rep.Dom se usa más la palabra cerdo y puerco para referirnos al animal... por cierto... qué raro que un animal tenga tantos nombres ah? Los demás no tienen tantos nombres... ¿Verdad que no?

Y en Chile "Hacer la chancha" es en materia de colegios, salir de casa con el uniforme del colegio y no asistir, irse a otro lado.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Esteban:

Entrañables momentos los vividos en la lejana niñez.

Te cuento que aquí en mi ciudad, algunos campesinos de poblados vecinos conservan esa bonita costumbre.

Mil gracias por tu presencia y amistad, felices Fiestas Navideñas en paz y unión familiar.

Abrazos.

esteban lob dijo...

Gabriela:
Yo también debo haber conocido a la primera vaca como a los 4 años y me pareció "demasiado" grande.

Pamela:
Por lo mismo no se entiende aquella animadversión hacia las pobres, como la que menciona Cheluca más abajo.

Jorge:
Me haces sentirme incoherente, porque yo tal como Cheluca también gozo con un bistec. Admiro tu vegetarianismo.

esteban lob dijo...

Versosoy:
Eres muy amable, querida amiga poeta.

Cheluca:
Agradezco tu valioso aporte "idiomático".
Agrego que aquí en Chile se dice hacer "la chancha" o "hacer la cimarra".

Rafael:
Te retribuyo los buenos deseos, apreciado amigo colombiano.
Lo mismo que para mis otros comentaristas GABRIELA, PAMELA, JORGE, CHELUCA y VERSOSOY.
.

Gabriela dijo...

Gracias por la respuesta, Cheluca. No es intromisión, al menos por mi parte.
Acá decimos que los escolares se "tiran la pera" ya sea cuando se ponen el uniforme y no van al colegio o salen del colegio a andar por ahí.
Saludos.

elvira carvalho dijo...

Vim deixar um abraço e desejar um Feliz e Santo Natal.

Rud dijo...

Estimado Esteban
Qué anécdota tan bonita. No sabía que las vaquitas fueran tan buenas madres. Doy gracias al cielo por la existencia de estos animales pues, aunque no consumo carne, la leche y sus derivados no faltan en nuestra mesa.
Deseo que pases muy feliz en estas fiestas de fin de año, que te vaya siempre bien y que mi Dios te colme de salud y bendiciones.

Un gran abrazo

esteban lob dijo...

Rud:
Gracias amiga. Lo mismo para ti.

esteban lob dijo...

Elvira:
Mouto brigado. (¿Así se escribe?)
Retribuyo con afecto.

esteban lob dijo...

Cheluca:
Por mi parte tampoco lo considero intromisión. Al contrario. Enriquece el contacto.

Chela dijo...

A mi las vacas me han parecido siempre encantadoras. ¡Y que mirada tan tierna tienen!

Querido Esteban, aprovecho para desearte una Feliz Navidad y mucha suerte para el 2011 que está a punto de llegar.

un abrazo.

Silvia dijo...

Cuanto me gusto tu post!! Yo siempre he creido en la inteligencia de los animales aunque mi profesora de psicología opinara lo contrario...y me lo demostrara con su color rojo en mis examenes jajaja.

Feliz Navidad Esteban, para ti y tú linda familia, todo lo mejor en el 2011...

Besos

Silvia

esteban lob dijo...

Silvia:
Qué profesora más insensible, amiga.
También muchas felicidades para ti.

Chela:
También para ti, por sobre mares y miles de kilómetros.

Ricardo Tribin dijo...

Un abrazo grande y una Feliz Navidad.

esteban lob dijo...

Ricardo:
Retribuyo los buenos deseos desde este intenso verano chileno, hacia el invierno colombiano que-imagino-en un clima como el de ustedes no debe afectar mayormente.

Liliana G. dijo...

¡Qué dulce, Esteban! Es cierto, los animales son mucho más cariñosos que algunos pobres humanos.
Recuerdo que cuando era muy pequeña, pasaba el lechero por la puerta de casa arriando sus vacas y que mi madre compraba esa leche espumosa y riquísima que nunca olvidaré.

De vuelta de mis vacaciones es un placer encontrarme con tus historias, Esteban.

¡FELIZ NAVIDAD Y UN EXCELENTE AÑO, QUERIDO AMIGO!

Un beso enorme.

Esteban dL dijo...

Mira... yo por ej. las respeto mucho, nos dan de morfar tanto y la gente las desprecia... pero la vaca de Milka es radioactiva (?). Bueno, hablando acá en mi casa, estamos todos de acuerdo que jamás comeríamos oveja, chivito, pato, cordero, conejo, cerdo quiza (por considerar a todos estos animales demasiado entrañables).
Muy distinto el caso del pulpo, el calamar (horrendo) o el pescado al menos.

Felices fiestas tocayo
http://d-coleccion.blogspot.com/

esteban lob dijo...

Liliana:
Pero en nuestros días se considera peligroso que sea leche no pasteurizada, amiga.

Tocayo:
¿Y te habrías comido al pulpo Paul?

Esteban dL dijo...

No, tocayo... mi tio contó una anécdota una vez que le hicieron comer pulpo... y se negó, quisieron que comiera por la fuerza y se nego...! la verdad, que jamas comería pulpo, al menos mientras esté vivo. Me causa una impresion horrenda.

Marta Salazar dijo...

70 cuadras y cargadas de leche... pobres vacas!
a mí me encantaba ir a comprar "leche al pie de la vaca", había que levatarse temprano y en La Reina Alta (cerca de mi casa) vendían leche... me encantaba ir a comprarla, pero no tomarla, porque tenía nata!!!

Preciosa la historia, un gran abrazo querido Esteban!

esteban lob dijo...

Marta:
Al paso del tiempo concluyo que ese traslado diario de las vacas era una barbarie.

A mi, de tanto tomar leche al pie de la vaca cuando niño, terminé por no gustar de ella de adulto. Al menos en forma pura, no con café o con helados.

Cyrano dijo...

El fundo Hijaya era del tio Humberto, queda en la ciudad de chincha, donde nacio mi mama a
unos 200 km al sur de Lima. Ahi aprendi a querer a las vacas.y su leche recien ordeñada y la mantequilla recien elalaborada por el mago Antonio.Gratos recuerdos de nna niñes maravillosa.

esteban lob dijo...

Cyrano:
En mi "casa-establo" no hacían mantequilla, pero si quesillo que se ponía a la venta junto con la leche.
Ya más crecido, a veces también me tocaba en una caseta ad hoc, vender leche.

angélica beatriz dijo...

Felices fiestas, querido Esteban! Y que el Año Nuevo sea muy bueno para todos :-)

Un abrazo para ti.

esteban lob dijo...

Angélica Beatriz:
Y otro para ti, querida amiga mexicana...y que el Chupete Suazo nco siga dando alegrías en tu equipo.

Gamar dijo...

Las curiosidades sobre las vacas son muchas y algunas difíciles de creer.
Por ejemplo, aprendí hace pocos años, andando en el campo con gente de campo, que cuando se echan juntas todas para el mismo lado es porque viene una tormenta fuerte y el viento vendrá del lado hacia donde apuntas sus cuartos.
También a simple vista se puede ver porque dentro del cuadro se amontonan del lado que viene o vendrá el viento.
Quiero dejarte saludos y que comiences bien el 2011.
Un abrazo

esteban lob dijo...

Gamar:
Muchas gracias y lo mismo para ti.

Lo que cuentas, revela cómo los animales poseen instintos y habilidades que los humanos muchas veces minimizamos...o simplement5e desconocemos.